SharkBreak - Online Aquarium

PESERA

Vocaloids- Hatsune Miku Clock

Crash

Correio da Manh

Online Radio

miércoles, 16 de febrero de 2011

EFECTOS DE LA DROGADICCION

1.- Consumir una sola vez, también tiene riesgos. Una sola borrachera puede provocar una intoxicación severa y, una sobredosis puede ocasionar graves daños físicos, incluso la muerte.

2.- Creer que consumir sólo los fines de semana no es riesgoso es un grave error, pues si sumas los días de fin de semana en todo un año te darás cuenta que son muchos días. Si a esto le agregas que, por lo general, los jóvenes están consumiendo grandes cantidades, al sumarlo reconocerás que es muchas más la cantidad consumida de lo que pensabas.

3.- Todas las drogas pueden producir dependencia. Si necesitas consumir drogas para divertirte, bailar, conversar con tus amigos/as, evadir situaciones problemáticas, olvidar problemas emocionales, es probable que después de un tiempo ya no sepas disfrutar, salir, conquistar, solucionar algún problema, sin drogas. Tienes un alto riesgo de ser dependiente, por lo tanto pide ayuda.

4.- Si mezclas diferentes drogas (por ejemplo alcohol y marihuana, y cocaína), los riesgos son más grandes, pues sometes a tu sistema nervioso a verdaderas sacudidas contradictorias. Las mezclas de drogas hacen que los efectos de éstas se multipliquen con riesgo, incluso, de provocar la muerte. Si algo así te ocurre debes acudir rápidamente al servicio de salud de urgencia más cercano.

5.- Las drogas ilegales pueden estar adulteradas, cosa que frecuentemente hacen los traficantes para ganar más dinero, los que las hace más tóxicas aún.

6.- Si has tenido problemas psicológicos o tienes antecedentes genéticos, el consumir drogas te hace más vulnerable a que se te desaten graves trastornos mentales.

7.- En todos los países hay drogas que son ilegales, y su consumo está sancionado. Si eres sorprendido, corres el riesgo de ser detenido.

8.- Muchos comportamientos son más peligrosos bajo los efectos de las drogas: conducir un auto o una moto, tener contactos o relaciones sexuales sin medir las consecuencias, crear problemas de convivencia en la familia, involucrarse en peleas y actos de violencia callejera.

9.- Múltiples son los estragos que causan tanto en lo biológico como en los psíquico, y según el tipo de droga y la estructura orgánica del individuo los efectos pueden ser mayores. En todo caso, es evidente que toda droga altera la personalidad del consumidor.

10.- Las personas que atraviesan por los estados depresivos, de fatiga física y psíquica previos, recurren a las anfetaminas por ser drogas que despiertan euforia y cuando ingieren mayores dosis no obtienen bienestar ni fortaleza alguna sino que aumenta la angustia y la fatiga, por lo que se ven obligados a seguir drogándose cada vez más ya que las anfetaminas producen tolerancia. En ocasiones se presentan delirios de persecución y regresión. El uso prolongado de estas drogas pueden ocasionar hepatitis y abscesos de la piel. El exceso altera el ritmo cardiaco y causa la muerte.

11.- Asimismo hay personas que no pueden conciliar el sueño por desajustes orgánicos o por fuertes preocupaciones y, para lograrlo, emplean barbitúricos, los mismos que producen intoxicación que se manifiesta por una debilidad motriz, dificultad de habla y de pensar; además, disminuye la capacidad de comprensión. Si persiste el uso de la droga, crea en el sujeto una dependencia física. Cuando interrumpe el empleo de barbitúricos siente marcada ansiedad, delirios y alteraciones en las percepciones.

12.- El uso de la marihuana causa en los individuos un aumento de las pulsaciones, sequedad de la boca, los ojos se enrojecen; no mantienen una buena coordinación muscular, a veces hay aumento en el apetito. En el aspecto psíquico se nota una baja de nivel de atención, la fluidez verbal es variables y la noción del tiempo se distorsiona. Muchos sienten que su cuerpo se va desintegrando y reaccionan con un profundo miedo y pánico. En los universitarios y colegiales aparece el “síndrome emotivacional” o abandono de los estudios, que lo describe como un cambio de personalidad en la que el individuo pierde todo interés y se vuelve apático, no logra concentrarse en lo que realiza, no tolera frustraciones, permanece tranquilo y anulado emocionalmente.

13.- Las personas ansiosas de experiencias más intensas y llevadas por un deseo de aventura y de fuga del mundo real que las rodea, emplean drogas mucho más potentes y peligrosas, como el LSD; sus efectos se observan en la dilatación de las pupilas, aumento de la presión sanguínea, mayor frecuencia respiratoria y frío superficial. También muchas anormalidades congénitas, físicas y mentales en los descendientes, debido a la ruptura o cambios en la estructura química de los cromosomas. En el aspecto psíquico se presentan alteraciones más agudas, como en la percepción, pues hay personas que ven cosas que no existen o que cambian de forma y colorido; algunos olvidan las cosas y las situaciones y les parece todas absolutamente como nuevas. Muchos viven ilusiones dinámicas al apreciar que se mueven los seres inertes, bailan las rocas, se ríen las mesas, etc.; otros en cambio sienten volar, quemarse, hundirse. El delirio de persecución, el pánico y la angustia muchas veces los lleva al suicidio. Es frecuente la muerte por accidentes debido a que se deforma la realidad, se cortan o dilatan los espacios de los graderíos y de las calles; por ejemplo, algunos escuchan sonidos persistentes y muy fuertes que los desespera. Hay quienes pierden la noción de su identidad hallándose confundidos una gran parte del tiempo; en ocasiones se tornan muy sensibles y en otras muy explosivos. En lo tocante a la esfera sexual el LSD, al igual que otras drogas, constituye a veces un desinhibidor, es decir, que drogado perderá el temor a las relaciones con el sexo opuesto, pero más produce un efecto contrario, convirtiéndose el LSD en un inhibidor debido a que toda la acción química de la droga obliga al individuo a permanecer absorbido en sí mismo y no en las demás personas que le rodean, por lo que prácticamente hay disminución de la agresividad y de la potencia sexual. Los que se habitúan al LSD corren el riesgo de padecer de sicosis, demencia y depresión aguda.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada